La positiva influencia del Plan Badajoz llega hasta nuestros d�as

Manuel Mart�n Lobo y Juan Velarde analizaron sus consecuencias

El Aula HOY cont� el pasado martes con una intervenci�n doble para arrojar luz por duplicado sobre las consecuencias del Plan Badajoz (1952-1975). El ingeniero de Montes, Manuel Mart�n Lobo, y el economista Juan Velarde, analizaron el desarrollo y resultados de aquel proyecto y su influencia econ�mico-social en la Extremadura de hoy. Mart�n Lobo, que ha escrito un libro sobre el Plan Badajoz, resume su opini�n sobre aquel proyecto diciendo que �quiz� no fue un �xito pleno, pero en absoluto fue un fracaso�.

Mart�n Lobo no disimula su predilecci�n por el Plan Badajoz , que a su juicio supuso un gran esfuerzo inversor en Extremadura en una �poca de penuria y escasez. Esta conclusi�n se apoya en las cifras seg�n las cuales aquel plan puso en regad�o 100.000 hect�reas de terreno que pronto fueron capaces de aportar el 20% de la renta provincial.

La tesis de Manuel Mart�n Lobo es que el entonces jefe del Estado, Francisco Franco, fue el art�fice principal del plan ya que fue quien defendi� su aplicaci�n en Extremadura y porque el desarrollo del mismo necesitaba de �manu militari, nunca mejor dicho�.

Es su opini�n que la Rep�blica no hubiese podido abordar nunca aquel plan, dado el clima social existente en el pa�s. Tambi�n juega con la historia ficci�n cuando deduce que la democracia tampoco hubiese podido materializar este proyecto, a la vista de las dificultades que atraviesa el Plan Hidrol�gico Nacional.

Transformaci�n

Record� que el Plan Badajoz no fue una simple regulaci�n del Guadiana, sino un complejo proceso de transformaci�n social que se sald� con la creaci�n de 40 nuevas poblaciones que hoy llevan una completa vida vecinal.

Mart�n Lobo combate las cr�ticas al Plan Badajoz argumentando que, si no consigui� convertirse en un aut�ntico plan de desarrollo regional, si no resolvi� todos los problemas de la provincia de Badajoz y tampoco super� los �ndices de una industrializaci�n agraria deficiente, el hecho es que tambi�n despu�s de 20 a�os de autonom�a, Badajoz sigue siendo pr�cticamente la �ltima provincia de los medidores econ�micos.

Reconoce que el Plan Badajoz se ejecut� con retraso, ya que estaba previsto que durase tan s�lo 14 a�os, pero destac� que ha sido un factor fundamental en el despertar econ�mico de la capital pacense.

Despegue

El economista Juan Velarde tambi�n reconoci� que en aquella �poca, la financiaci�n del Plan Badajoz fue una decisi�n contestada ya que la opini�n de los expertos era que ese dinero ser�a mucho m�s rentable aplic�ndolo a terrenos como la huerta murciana o en el Pa�s Vasco.

Pero a su juicio, aunque �hab�a una cierta irracionalidad en traer esos fondos a Badajoz�, no puede dudarse de su contribuci�n al actual momento de despegue de la econom�a extreme�a.

En su opini�n, hay decisiones econ�micas que deben interpretarse en clave de futuro ya que pueden acabar contribuyendo a un cambio cualitativo radical como el que se palpa en la ciudad de Badajoz.

Velarde relacion� la buena situaci�n de Extremadura en los ejes econ�micos mundiales con su posici�n junto a la frontera hispano-portuguesa.

subir

atr�s